1. A lo largo de toda la espalda, el Corpiño cuenta con una tira trasera para ajustar el Corpiño a tu ciuerpo. En primer lugar, desata el Corpiño y ábrelo al máximo (sin soltar) por detrás. Los lazos deben quedar flojos.

2. Abre los corchetes delanteros y ponte el Corpiño mientras los lazos traseros están flojos y al máximo de su apertura sin soltar. Comienza a abrochar los corchetes y empieza por el corchete central, el de en medio, y ve subiendo y bajando.

3. Ajusta el Corpiño a tu cuerpo sin que te ajuste demasiado.

4. Para apretar la parte trasera, comienza estirando los lazos superiores y ve bajando hasta el final. No trates de unir los dos lados de la espalda ya que puedes hacerte daño. El Corpiño no debe moverse, pero nos tiene que permitir el movimiento cómodamente. 

5. Cuando esté ajustado a tu cuerpo, haz un lazo en medio de la espalda para terminar.

6. Ponte unos jeans y sal a la calle a disfrutar

Share this post

Comments (0)

No comments at this moment

New comment